12 consejos para un descanso saludable

Vuelta de las vacaciones, vuelta a la rutina, vuelta al cole… vuelta a los problemas para conciliar el sueño. Dormir con calidad y la cantidad de horas suficiente es un factor clave para asegurar la salud de nuestro organismo y un buen rendimiento. Además, un buen descanso nos procura energía y estabilidad emocional, algo que sin duda necesitamos, y mucho, en la típica vuelta de las vacaciones a las obligaciones y horarios habituales. Cuando tenemos dificultades para conciliar el sueño o para mantenerlo, a la mañana siguiente nos sentimos cansados y desmotivados. Hoy desde Europharmablog, os damos 12 consejos básicos para ayudar de manera sostenida a evitar el insomnio, evitando efectos indeseables y mejorando las causas más habituales del insomnio.

1. Procurar dormir siempre en horarios regulares, eso significa siempre que sea posible irse a la cama a la misma hora y levantarse a la misma hora.
2. Irse a la cama cuando nos sentimos cansados, procurando que no se nos pase el momento.
3. Si no conseguimos conciliar el sueno, levantarnos y distraernos un momento con alguna actividad en vez de permanecer en la cama poniendonos nerviosos. Volver a la cama cuando nos volvamos a sentir cansados.
4. Evitar mirar el reloj constantemente, esconderlo o darle la vuelta.
5. Evitar fumar antes de irse a dormir.
6. Evitar tomar café, té negro, bebidas con cafeína o cola, y alcohol, como mínimo 3 horas antes de irse a dormir.
7. Ser más activo durante el día, practicar algún tipo de deporte o ejercicio.
8. Evitar actividades físicas extenuantes aproximadamente 6 horas antes de irse a la cama, para evitar el efecto rebote del cansancio extremo.
9. No comer en la cama y procurar hacer comidas ligeras y evitar las cenas pesadas antes de la hora de dormir.
10. Evitar tener en el dormitorio televisión, tablets, smartphone, o cualquier otro medio que siga estimulando el permanecer despierto.
11. Complementar nuestra dieta con complementos fitoterápicos, por ejemplo con Valeriana o Pasiflora, que ayudan a conciliar el sueño, disminuyendo el stress y la ansiedad, y evitando los despertares durante la noche.
12. Darnos un baño relajante antes de acostarnos con aceites esenciales o sales relajantes.
Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y os deseamos un feliz y saludable vuelta a la rutina!.
Fuente: medicalpress.de – Foto: Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *